Noticias

Científico argentino es incorporado a la Organización Europea de Biología Molecular

Por su trayectoria y el impacto de sus investigaciones, el doctor Fernando Pitossi fue designado nuevo miembro de la prestigiosa red internacional de investigadores. Es el tercer científico argentino que recibe esa distinción.

 

La prestigiosa Organización Europea de Biología Molecular (EMBO, según sus siglas en inglés), integrada por 1800 destacados científicos de Europa y del resto del mundo y en cuya lista figuran 88 premios Nobel, designó como nuevo miembro al doctor Fernando Pitossi, director del Laboratorio de Terapias Regenerativas y Protectoras del Sistema Nervioso de la Fundación Instituto Leloir (FIL) e investigador principal del CONICET.

“La incorporación a EMBO constituye un gratificante reconocimiento a mi carrera y además abre la posibilidad de establecer vínculos de cooperación con colegas para impulsar los proyectos que lidero en el campo de las neurociencias. Con los integrantes de mi grupo realizamos investigaciones que tienen como objetivo general aportar información para el diseño de terapias protectoras o regenerativas para enfermedades neurodegenerativas como el mal de Parkinson o la esclerosis múltiple, para las cuales no hay tratamientos o éstos no son del todo eficaces.”, afirma Pitossi, quien también es único miembro latinoamericano de la comisión de políticas en células madre de la Sociedad Internacional para la Investigación en Células Madre (ISSCR, según sus siglas en inglés) e integrante de la Comisión sobre Terapias Celulares y Medicina Regenerativa de la Secretaría de CienciaTecnología e Innovación Productiva de la Nación.

Pitossi es bioquímico egresado de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires y doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Albert Ludwig, en Friburgo, Alemania. Es el tercer científico argentino en incorporarse a esta red internacional. Los anteriores fueron otros dos investigadores del CONICET: los doctores Alfredo Cáceres, director del Instituto de Investigación Médica Mercedes y Martín Ferreyra (INIMEC), en Córdoba; y Alberto Kornblihtt, director del Instituto  de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (IFIBYNE), que depende de la UBA y del CONICET.

EMBO se fundó en 1964, se nutre de los aportes de 14 países, posee un campus propio con estatus de embajada en Heidelberg y es ejemplo indiscutido de excelencia en investigación científica en el mundo. Este año, la organización designó 56 nuevos miembros: 48 residen en alguno de los 17 estados miembros de la Conferencia Europea de Biología Molecular (EMBC), y los 8 restantes trabajan en Argentina, Australia, Japón, Singapur y Estados Unidos.

 

Fuente: Agencia CyTA-Leloir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *