Entrevistas

“El protagonismo de las mujeres en la literatura policial cambió las reglas de juego”

La escritora y periodista Florencia Etcheves reflexionó en torno a las variantes de la novela policial, habló de la búsqueda que realiza en sus textos y de las diferencias entre ejercer el periodismo y dedicarse a la literatura.

 

Del periodismo a la literatura, de la no ficción a la ficción. Desde hace unos años, Florencia Etcheves decidió dedicarse tiempo completo a la producción literaria. El 13 de enero participó del ciclo Verano Planeta 2020 en Mar del Plata, donde junto a Guillermo Martínez brindaron la charla “Crímenes y pecados: las variantes del género policial”.

En diálogo con el programa “El verano menos pensado” (domingos de 11 a 14 por Radio Mitre Mar del Plata), la autora reflexionó sobre la evolución del género policial: “A lo largo del tiempo, el género policial se fue modificando, y el thriller empezó a atravesar a la novela negra. El género policial engloba lo que es el noir y el thriller dentro de la misma bolsa. Y a la hora de pensar las tramas, las estructuras, no tienen nada que ver”. 

Asimismo, se refirió a la manera en que los cambios sociales modificaron el género. “En los últimos años con mucha más fuerza, la irrupción del protagonismo de las mujeres en la literatura policial cambió mucho las reglas de juego. Antes, las mujeres en los libros policiales eran las que lloraban o eran las lloradas porque eran las muertas, hoy son las protagonistas y las heroínas”, sostuvo.

En cuanto a sus preferencias, Etcheves subrayó que prefiere el thriller sobre el noir. En esta línea, marcó diferencias. “El noir está concebido para que el héroe sea una persona que tiene las herramientas para hacerlo: un policía, un detective privado, alguien de una fuerza de seguridad”, explicó. En tanto, resaltó que en el thriller “es alguien común y corriente quien se enfrenta a una situación extraordinaria y, con las pocas o nulas herramientas que tiene, tiene que atravesar una tormenta”.

“Me gusta mucho más el thriller y las personas que no están concebidas para ser héroes. De repente, una situación determinada los obliga a embarcarse en un camino o una pelea para la que no están preparados. Eso a mí me obliga a trabajar más con los personajes porque a esas personas hay que delinearlas de manera tal que, cuando el ´bueno´ se enfrente con el ´malo´, la desigualdad sea tan pasmosa que no quieras soltar el libro para saber qué pasa”, describió.

En tanto, contó su interés y su búsqueda a la hora de escribir una novela policial. En este punto, remarcó que hace “hincapié en la hondura de los personajes” y detalló: “Soy una escritora de género policial, pero de novelas corales. Lo que más me gusta trabajar es la estructura. No tanto lo que te cuento, sino cómo te lo cuento. De una historia que tiene principio, nudo y desenlace, me interesa mucho desde dónde te la voy a empezar a contar. Desde el final, del medio o del principio a la vieja usanza. Mi saber principal, y es al que me dediqué toda mi vida, es la manera de contar las historias”.

Su última novela, La sirena (Planeta, 2019), es un spin off de Cornelia (Planeta, 2016), dado que recupera a Cornelia en su reciente texto. “Fue algo que no tenía pensado”, confesó. En un viaje a Barcelona, donde participó del Festival de Novela Negra, conoció un pueblo medieval de Cataluña. “En Besalú, hubo un par de situaciones que me hicieron sentir que tenía que seguir hablando de Cornelia, de La Sirena, de qué es lo que había pasado”, recordó.

Sobre su pasaje de la no ficción a la ficción, Etcheves aseguró que hoy se siente “mejor con la ficción”, pero que “durante 25 años de mi vida con la no ficción”. En esta línea, respecto a sus libros de ficción, manifestó: “Mis libros tienen mecánicas policiales reales, que existen, lo que no existen son los personajes”.

“Escribir lleva mucho tiempo y es un tiempo en soledad. La escritura es un ejercicio muy solitario, no como el periodismo. Pasé de trabajar en una redacción de 250 personas a trabajar sola en mi casa con mis gatos y mi tortuga. Es un cambio fuerte, pero es un desafío que decidí tomar. Seguí el impulso de mi deseo. Quería dedicarme a escribir y di el piletazo hace dos años”, dijo en relación a su paso del periodismo a la literatura. Al mismo tiempo, aseveró que sigue usando herramientas periodísticas y que le resulta “más amigable” el rol de periodista. Además, indicó que las nuevas plataformas “obligan de alguna manera a modificar las reglas básicas, las normas que existían en los policiales negros”.

Por último, habló de sus producciones que pasaron a contenidos audiovisuales. La película Pérdida (2018), protagonizada por Luisana Lopilato y dirigida por Alejandro Montiel, está basada en su novela Cornelia. Asimismo, Etcheves trabajó durante un año en la adaptación de la novela La virgen en tus ojos (Planeta, 2012). “Fue raro porque volví a leer un libro que había escrito en 2011. Es raro volverse a leer después de tanto tiempo y, a medida que lo iba leyendo, realicé como una suerte de autocrítica. Está bueno porque cuando vas a hacer la adaptación de un libro es como barajar y dar de nuevo. Las cosas que sentía que hoy no hubiese escrito en el libro, tenía la posibilidad de modificarlas en la pantalla. Una adaptación es eso, no es seguir fielmente, sino poder darle una vuelta que tiene ver con un soporte distinto que es el audiovisual”, explicó. El film, titulado La Corazonada, protagonizado por Luisana Lopilato y Joaquín Furriel y dirigida por Alejandro Montiel, es un contenido producido por Netflix y se verá en esa plataforma.

Crédito foto: Ale López.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *