Noticias

Se presentó la segunda proyección de casos de COVID-19 para la ciudad

Desde el Comité de Contingencias Sanitarias de la Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata aseguran que en la ciudad ha funcionado el cumplimiento estricto de la cuarentena y estiman que para fin de mayo habrá menos de 50 casos.

 

La Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata presentó la segunda proyección de casos de COVID-19 para el partido de General Pueyrredón, elaborado por el equipo de especialistas que integran el Comité de Contingencias Sanitarias de la institución. Según el informe, se estima que para fin de mayo habrá menos de 50 casos de COVID-19 en el distrito, lo que marca «un corrimiento fuerte de la curva en relación a la estimación de inicios de abril».

El informe destaca que «Mar del Plata, junto al conurbano y CABA por su tamaño poblacional y su cercanía con estos lugares, estaba, a priori, entre las ciudades que tendrían más casos a la fecha en las proyecciones y estimaciones» y que «afortunadamente no se vienen cumpliendo las proyecciones para nuestra ciudad».

Asimismo, el documento compara la situación de Mar del Plata con La Plata, distrito con similar número de habitantes, que «tiene hoy 3 veces más casos que General Pueyrredón». En tanto, menciona a Bahía Blanca, que duplica en casos a la ciudad.

En esta línea, al momento de analizar «la situación de hoy con el notable aplanamiento de los nuevos casos que se confirmaron en todo el mes de abril en MDP en relación a lo observado en ciudades con más de 600 mil habitantes y la escasa o nula circulación de virus», el informe destaca tres elementos. En primer lugar, subraya que «la estricta prohibición del ingreso de personas de estos grandes centros es un factor que parece importante, dado que el virus viene con la gente, no viene solo por la ruta». Luego, resalta «el seguimiento y bloqueo de los casos y contactos, mediante el cual se realiza el aislamiento de la persona contagiada una vez identificada, que claramente impide la propagación del virus». Por último, valoran «el alto acatamiento de la cuarentena que es una de las medidas preventivas que, junto al distanciamiento social, higiene personal y no aglomeración de personas viene demostrando su eficacia y ha logrado aplanar la curva».

Para describir las diferencias entre la primera proyección –que estimaba 1600 casos para fines de mayo– y la segunda, desde la Escuela Superior de Medicina explican que «el modelo estadístico (tipo SIR), que se ajustó a fines de marzo para el Partido de General Pueyrredón, consideró la velocidad de contagio que había a nivel nacional y provincial (curva exponencial), con una duplicación de casos cada 3 a 4 días». En esa línea, advierten: «Al momento del ajuste (11 días después de decretada la cuarentena obligatoria), aún no habían transcurrido mínimamente dos períodos de contagio que permitieran observar el achatamiento de la curva (en el gráfico marcado con un óvalo). En este contexto, el modelo sobreestimó el número de casos al igual de lo que ocurrió a nivel nacional (que utilizaron un modelo SEIR)».

El gráfico muestra los casos acumulados de COVID-19 (que incluye infectados, curados y fallecidos) hasta el 29 de abril. Fuente: reporte diario Ministerio de Salud de la Nación y Región Sanitaria VIII.

 

Segunda proyección de casos para el Partido de General Pueyrredón. Fuente: equipo interdisciplinario UNMDP-Univ. Comahue.

«En el actual modelo que se presenta, la proyección de los casos esperados se basó en la dinámica de los últimos 20 días (una curva prácticamente plana)», remarcan. En este sentido, estiman que «si durante mayo se mantiene esta situación, es probable que para fin de mes haya menos de 50 casos en la ciudad, hecho que difícilmente se modifique sustancialmente, aunque podría si cambian las condiciones de aislamiento».

Además, el informe explica el objetivo fundamental de estos modelos: «Es simplificar la realidad y estimar tendencias en función de posibles escenarios. Por lo tanto, contribuyen a anticipar la gravedad de la epidemia, estiman el impacto de las medidas de apertura progresiva de la cuarentena y ayudan para la toma de decisiones”.

«En el ajuste de este modelo intervinieron epidemiólogos de la ESM, investigadores de la Universidad Nacional del Comahue y expertos en modelado de la Facultad de Ciencias Agrarias-INTA y de la Facultad de Ciencias Exactas-IFIMAR-CONICET de la UNMDP», concluye el texto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *