Noticias

Coronavirus: comprobaron la eficacia de un método de extracción de ácidos nucleicos para su diagnóstico

Fue desarrollado por investigadores del CONICET y probado en muestras de hisopados provenientes de laboratorios. Alcanza niveles similares a los de las herramientas comerciales que se usan en la actualidad. Avanzan hacia la etapa de producción y distribución.

 

El método que se utiliza para el diagnóstico de COVID-19 requiere la extracción del material genético del coronavirus (ácido ribonucleico o RNA). Investigadores e investigadoras del CONICET y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) desarrollaron una técnica a base de nanopartículas magnéticas que alcanza niveles de eficacia similares a los de las metodologías comerciales usadas en la actualidad, según su evaluación en el análisis de muestras de hisopados nasofaríngeos provenientes de laboratorios de diagnóstico.

Tras haber validado su calidad, los expertos a cargo del proyecto se entusiasman con la posibilidad de que pronto pueda ser producido a escala y distribuido para su utilización en esos espacios, con el objetivo de agilizar y abaratar el procesamiento de muestras.

La herramienta comenzó a desarrollarse en octubre del año pasado gracias a un convenio de colaboración y asistencia rubricado por el CONICET, la UNLP y los ministerios de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica y de Salud de la provincia de Buenos Aires. En el proyecto trabaja un equipo interdisciplinario compuesto por investigadores e investigadoras, becarios y becarias y personal de apoyo del Instituto de Física de La Plata (IFLP, CONICET-UNLP), el Centro Regional de Estudios Genómicos (CREG, UNLP), el Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA, CONICET-UNLP), el Instituto de Biotecnología y Biología Molecular (IBBM, CONICET-UNLP) y la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP.

La investigación fue realizada por científicas y científicos de distintos institutos de la UNLP y CONICET.

Se trata de un método para extraer RNA de hisopados de pacientes con sospecha de COVID-19 para su análisis mediante el ensayo denominado Reacción en Cadena Polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés). La herramienta se basa en el uso de nanopartículas magnéticas recubiertas con un material que adhiere el RNA y permite la purificación con la ayuda de un campo magnético externo, es decir, un imán. El material genético extraído se puede analizar tanto por PCR como por otros métodos de amplificación de ácidos nucleicos desarrollados en nuestro país. Los resultados de la validación fueron presentados días atrás, y el equipo es optimista en cuanto a la posibilidad de que en un corto plazo se pueda avanzar en la producción y distribución para su uso en laboratorios de diagnóstico.

Si bien es un método que ya se implementa en otros países, e incluso hay desarrollos de prototipos que llevan a cabo el procedimiento de forma automática, hasta ahora los kits basados en nanopartículas recubiertas no se producen en Argentina y su importación es costosa. Por ello, su producción supondría un gran avance en materia de diagnóstico molecular para COVID-19 y otras aplicaciones, teniendo en cuenta que la misma técnica serviría para diagnosticar enfermedades como el dengue y otras infecciosas y genéticas.

Fuente: CONICET La Plata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *