Noticias

Aedes aegypti hacia el sur: la importancia de su control

Ante la aparición aislada de larvas de Aedes aegypti en Villa Gesell, Corina Berón (bióloga e investigadora del CONICET) habla sobre las características de este mosquito, su expansión geográfica y qué situación se debe presentar para que transmita el virus del dengue.

 

Por Agustín Casa /

El 3 de febrero, desde la Dirección de Zoonosis de la Municipalidad de Villa Gesell informaron la presencia de larvas del mosquito Aedes aegypti en la ciudad homónima. Se trata del mosquito vector de los virus dengue, chikungunya, Zika y la fiebre amarilla urbana. ¿Es habitual la presencia de este insecto en el sudeste bonaerense? ¿Su aparición supone un riesgo de circulación del virus del dengue en la región?

Son pocos los antecedentes de la presencia del mosquito Aedes aegypti en la zona. Pero los especialistas que estudian estos mosquitos sostienen que es esperable su aparición en estas latitudes. “Sabemos que el mosquito se está moviendo, está avanzando hacia el sur. En los modelos, hay zonas que por ahora son negativas, pero están dadas todas las condiciones para que el mosquito se instale. Y Mar del Plata es un caso”, señala a Citecus Corina Berón, doctora en Ciencias Biológicas e investigadora independiente del CONICET en el INBIOTEC, donde dirige el grupo de investigación “Control biológico de insectos plaga y vectores de importancia sanitaria”. Una de las tareas que realizan con su equipo es el monitoreo del mosquito Aedes aegypti en el partido de General Pueyrredón y la zona, es decir, detectar si está presente o no en la región.

Presencia aislada en la costa bonaerense

Consultados por este medio, desde el área de Zoonosis de la Región Sanitaria VIII afirman que se realiza una búsqueda activa del vector Aedes aegypti a través del monitoreo y puesta de ovitrampas en los 16 municipios que integran la zona sanitaria. Asimismo, en los casos en que se encuentra, llevan adelante el posterior análisis para determinar si los mosquitos están o no infectados del virus del dengue. Por el momento, en el sector costero, este año sólo se ha comprobado la aparición del mosquito en Villa Gesell.

El verano pasado, el equipo de Berón había encontrado unas pocas larvas de Aedes aegypti al sur de la ciudad de Dolores, ubicada a unos 200 kilómetros de Mar del Plata. Además, años atrás su equipo había detectado la presencia del mosquito en San Clemente del Tuyú, ciudad costera ubicada a un poco más de 200 kilómetros al noreste de Mar del Plata, y un grupo de investigación de Buenos Aires también lo halló más abajo en el sector costero. “Por el momento es aislado, pero están dadas las condiciones para que en el futuro, por las características climáticas de la zona, estos mosquitos puedan aparecer”, asegura Berón.

La presencia del Aedes aegypti en el sudeste bonaerense se ha detectado de forma aislada. No obstante, el mosquito tiene una gran capacidad de adaptación al ambiente y están en expansión hacia el sur. Foto: Gastón Zubaran.

El Aedes aegypti y su expansión hacia el sur

¿Por qué es esperable la aparición del mosquito en la región? Por un lado, por el cambio climático. La temperatura está aumentando y eso favorece las condiciones. Otro elemento a considerar es la adaptación al ambiente que tienen estos mosquitos. En este sentido, Berón resalta: “Son cada vez más resistentes a las bajas temperaturas. Hace unos años se decía que el mosquito alcanzaba solamente hasta las áreas donde la temperatura media era de 14 grados. Ya sabemos que esa temperatura va bajando”.

“Es un bicho súperadaptativo y súpereficiente biológicamente –cuenta Berón–. El ciclo de vida depende mucho de la temperatura. Un adulto puede vivir entre 20 días y un poco más de un mes, dependiendo de la temperatura. Durante su vida, el mosquito pica y coloca huevos permanentemente. Además, los huevos que coloca no son parejos en cuanto a su eclosión. Hay algunos que eclosionan rápido, producen las larvitas en seguida, y otros que se demoran un poco más. Eso hace que durante más tiempo haya larvas y, por supuesto, después adultos. Por ello, son muy eficientes en el tiempo. Además, esos huevos pueden permanecer durante el invierno en lugares secos y frescos. Y cuando empieza a acumularse agua, a inundarse los lugares donde se colocaron esos huevos y empieza a haber más temperatura, se encuentran larvas otra vez”.

El Aedes aegypti es un mosquito domiciliario que “una vez que ingresa en las ciudades, vive básicamente en casas, a expensas de las personas” y por lo general “no cría en plazas ni en charcos”. En Mar del Plata y la región el mosquito no se ha instalado, pero es fundamental cumplir con la recomendación de no acumular agua en los objetos de adentro y afuera del hogar. “Es importante porque si llegamos a recibir accidentalmente mosquitos de afuera de la ciudad, le estamos dando lugar para que se instale. Ese es el problema. Es lo que tenemos que evitar en Mar del Plata”, sostiene la investigadora y vicedirectora del INBIOTEC.

La especialista subraya que el movimiento del mosquito se produce, en parte, con el desplazamiento de personas de un lugar a otro. “Cuando uno viaja en un micro o un auto, a veces encuentra mosquitos adentro del vehículo”, indica.

Controlar el mosquito, la clave para controlar el dengue

¿La aparición del Aedes aegypti supone un riesgo para la circulación del virus del dengue en la región? “Este virus no se transmite de persona a persona, sino de persona a mosquito y el mosquito, cuando pica de nuevo, infecta a otra persona. Entonces, para que haya virus circulando, tiene que haber personas infectadas. El peligro es ese. Si en la ciudad no hay gente con dengue, no hay ningún problema, aunque el mosquito esté presente. Que el mosquito esté presente en sí mismo no es peligroso, el peligro es potencial. Para que haya brotes de la enfermedad, tiene que estar el virus circulando, es decir, que haya personas infectadas, y el mosquito presente en altas cantidades”, explica Berón. En esa línea, advierte que “la probabilidad es baja, el problema es que es un mosquito exitoso, una vez que hay una población en altos niveles, el control se hace más complejo”.

En cuanto al virus del dengue, Berón detalla: “El dengue es un virus que tiene distintos serotipos. Hasta ahora, hay cinco serotipos descriptos, de los cuales cuatro producen la enfermedad. El quinto todavía no se sabe bien. Su descubrimiento es más reciente. Es un virus que muta permanentemente. Generar una vacuna ha sido muy complicado. Se generó una vacuna, pero tiene algunos inconvenientes, entonces, tampoco es eficiente. Es complejo. La forma más segura, más económica, y más eficiente de manejar la enfermedad, es controlar la población del mosquito”.

“Para que haya brotes de la enfermedad, tiene que estar el virus del dengue circulando, es decir, que haya personas infectadas, y el mosquito presente en altas cantidades”, explica Corina Berón. Foto: gentileza de la investigadora.

14 especies de mosquitos en Mar del Plata

Hace unos años, Berón y su equipo llevaron adelante un monitoreo de mosquitos en Mar del Plata y encontraron 14 especies diferentes, entre los cuales no se encontraba el Aedes aegypti. “Acá el más común es un mosquito que se llama Culex pipiens. Es un mosquito bastante doméstico. Lo encontramos en floreros de cementerio, en charcos, en aguas estancadas y acumuladas”, remarca.

La bióloga avisa que en algunos casos el Aedes aegypti comparte criaderos con otros mosquitos como los Culex, que “son transmisores de algunas enfermedades y también son molestos”. Por este motivo, amplía: “El tema de acumular agua no es solamente para Aedes aegypti. Este cría en agua más limpia o en agua de lluvia, pero también comparte criaderos con otros mosquitos que usan agua estancada. El tema de no acumular agua y descacharrar es algo muy importante”.

Corina Berón dirige el grupo “Control biológico de insectos plaga y vectores de importancia sanitaria” en el INBIOTEC.

Manejo integrado para el control del mosquito

Además del relevamiento de especies y el monitoreo de Aedes aegypti en Mar del Plata y la zona, la tarea investigativa de Berón consiste en el estudio de bacterias que puedan ser utilizadas como insecticidas biológicos. En su grupo también trabajan con hongos y algas con el mismo fin. “Trabajamos fuertemente en microorganismos que puedan ser patógeno para los mosquitos y que puedan ser utilizados como insecticidas biológicos, que son sumamente específicos y seguros, y más amigables con el ambiente”, destaca.

Para el control del mosquito Aedes aegypti, la especialista sostiene que lo recomendable es un manejo integrado, de acuerdo a la situación, y con una mirada consciente sobre el ambiente y la salud de las personas. “La fumigación está recomendada donde hay un brote de la enfermedad –cuenta–, significa que hay una alta cantidad de personas infectadas y, además, son fuente de nuevas infecciones porque son fuentes de virus que van a ser transmitidos por esos mosquitos”. Pero resalta que “para el manejo habitual, es decir, cuando no hay brotes epidémicos, no se recomienda la fumigación. Lo que hay que hacer es fuertes campañas de educación” para evitar que se acumule agua y descacharrar objetos en los domicilios para evitar la formación de criaderos. De esta manera, se hace un buen manejo del ambiente y se evita el uso de productos contaminantes. También son útiles las medidas para evitar la picadura del mosquito, como el uso de repelentes y la utilización de mosquiteros en los hogares.

En resumen, el Aedes aegypti sólo se ha detectado en casos aislados en la costa del sudeste bonaerense, como el reciente en Villa Gesell, y no se ha instalado en la región. No obstante, por la capacidad de adaptación del mosquito y el aumento de la temperatura, es esperable que en el futuro se presente o instale en Mar del Plata y la zona. La presencia del mosquito no implica la presencia de dengue. Para ello, debe haber personas infectadas que son picadas por el mosquito y luego éste pica y transmite el virus a otra persona.

Para que no se formen criaderos de estos mosquitos, son muy importantes las medidas en el hogar, como evitar que se acumule agua y limpiar objetos que contienen o pueden contener agua, y las campañas de información para generar ese hábito.

Cuidados personales para prevenir el dengue: 

Cuidados en el hogar para prevenir el dengue: 

 

Foto principal: argentina.gob.ar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *