Noticias

La UNMDP contará con un laboratorio para realizar vigilancia activa de COVID-19

Pertenece a la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y funcionará en el complejo universitario. Un equipo científico de la UNMDP y el CONICET, a cargo de Luciana Barbini, analizará muestras de grupos de personas asintomáticas pertenecientes a diversas instituciones. 

 

La Universidad Nacional de Mar del Plata contará con un laboratorio de nivel 2 de seguridad biológica para realizar una vigilancia activa de COVID-19 en la ciudad y otros municipios de la región. Allí se analizarán muestras de grupos de personas asintomáticas de distintas instituciones. El laboratorio comenzará a funcionar a partir de la semana próxima.

El proyecto surge a partir de una iniciativa de la Provincia de Buenos Aires y la Fundación para el Desarrollo Argentino (Fundar). La misma incluye el armado de tres laboratorios de seguridad biológica para el análisis de pooles de muestras en tres universidades en territorio bonaerense, los cuales fueron instalados en la UNMDP, la Universidad Nacional de Hurlingham y la Universidad Nacional de Quilmes.

En este marco, la UNMDP firmó un convenio con Fundar, institución que donó el dinero para la compra del equipamiento del laboratorio –como la cabina de seguridad biológica, el equipo de real time PCR, microcentrífugas, heladeras con freezer y accesorios para la parte de extracción del RNA, entre otros–. Los insumos para el análisis de las muestras es aportado por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. Por su parte, la casa de estudios montó hace unos días un laboratorio de container en el complejo universitario. “En la universidad no teníamos un laboratorio de nivel 2 de seguridad biológica, que es lo que se está montando”, cuenta a Citecus Daniel Antenucci, vicerrector de la UNMDP.

El laboratorio estará bajo la dirección de Luciana Barbini, doctora en Bioquímica, investigadora adjunta del CONICET en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, donde también es profesora. Barbini y su equipo realizarán vigilancia activa de COVID-19 en General Pueyrredón y General Alvarado y se espera que la acción se amplíe a otros municipios de la zona. La tarea consistirá en el análisis de muestras de grupos de personas asintomáticas de diversas instituciones. 

El laboratorio cuenta, entre otros instrumentos, con equipo de real time PCR, cabina de seguridad biológica, microcentrífugas, heladeras con freezer y accesorios para la parte de extracción del RNA.

Los análisis se harán mediante la técnica real time PCR, la misma que se utiliza en los laboratorios y que está validada a nivel internacional. La diferencia está en que utilizarán la estrategia de pool testing. ¿Cómo lo harán? Primero se mezclan las muestras de cinco personas –un pool de muestras–, luego se extrae el ácido nucleico, se procesa a través de la técnica real time PCR y se obtiene un resultado. Si el resultado es no detectable, se asume que las cinco muestras del pool son negativas. En cambio, si el resultado es detectable, se procesan individualmente las muestras de ese pool para determinar cuáles son positivas.

Sobre la ventaja de esta estrategia, Barbini señala: “Nos ahorra trabajo porque si las muestras son todas negativas, tenemos un resultado con un único procesamiento de cinco muestras. Entonces, nos ahorra tiempo y trabajo de personas en el laboratorio. También se ahorra en reactivos, o sea, económicamente es más barato hacerlo.

Los hisopados serán realizados por el área de Salud de los municipios y transportarán las muestras al laboratorio ubicado en la UNMDP. “Se trabaja en articulación con Salud de los municipios, que determinan a qué grupo poblacional debería ir dirigida una vigilancia epidemiológica, o sea, a dónde se quiere ver si hay asintomáticos y si hay riesgo de expansión. Pueden ser desde población de grupos de hogares de ancianos hasta establecimientos públicos y escuelas. Nosotros seríamos un brazo operativo-técnico, más que un decisor de política sanitaria, detalla Antenucci.

En este sentido, Barbini destaca que han tenido reuniones para armar la logística de la toma de muestras y el traslado al laboratorio y adelanta que según lo hablado con la Secretaría de Salud “se empezará por los geriátricos porque sabemos que ahí está el grupo más vulnerable, en donde se producen los casos más graves”.

El laboratorio que comenzará a funcionar la semana próxima pertenece a la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. En un futuro, podrá emplearse para vigilancia de otros virus, proyectos colaborativos y trabajos de investigación.

¿Por qué es importante la vigilancia activa de COVID-19 y esta acción de hisopar a personas asintomáticas pertenecientes a diversas instituciones? El tema de los asintomáticos viene siendo un problema desde el principio de la pandemia porque una persona asintomática puede estar infectada, sabemos que puede transmitir el virus y, si no sabe que está infectada, obviamente no va estar aislada. Entonces, poder detectar un asintomático infectado te permite rápidamente aislar a esa persona y cortar la cadena de contagio, explica la bioquímica.

Con el avance de la campaña de vacunación, que será fundamental para reducir los contagios y el desarrollo de enfermedad grave, una vigilancia activa de COVID-19 ayudará a cortar las cadenas de transmisión en personas asintomáticas. Si bien el número no es altísimo como pasaba el año pasado en octubre y por esa época, sigue habiendo un número de 100 o 150 casos que se siguen detectando. Esta búsqueda en asintomáticos va a permitir realmente aplanar esta curva o achatarla mucho más eficientemente que si no los buscamos, asegura Barbini.

Por otra parte, Antenucci subraya el valor de contar con recurso humano capacitado para llevar adelante un laboratorio de estas características. El valor de tener científicos formados en todas las disciplinas es inconmensurable y bien lo saben los países desarrollados que generalmente hacen una política extractiva de nuestros propios científicos cuando nosotros no les damos lugar, indica y recuerda que los científicos y científicas tardan entre 6 y 10 años en formarse.

El vicerrector también resalta que a partir de ahora la UNMDP contará con este laboratorio para futuras situaciones y para la expansión de grupos de investigación de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, como el de Barbini y su equipo. 

El laboratorio va a seguir siendo útil, presenta un montón de potencialidades. Con el diseño y los equipos que tiene, se pueden hacer un montón de cosas porque la técnica de real time PCR no se utiliza sólo para hacer diagnóstico, sino que tiene otras aplicaciones. El laboratorio y el equipamiento quedan en la facultad. Eso es muy importante, concluye Barbini.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *