Noticias

¿Cuáles son los métodos de detección para SARS-CoV-2?

La presidenta del Centro de Bioquímicos Distrito IX, Paula Valentini, describe los distintos métodos y testeos disponibles en la actualidad, explica la utilidad de estos testeos y destaca la labor de los profesionales de la bioquímica en el contexto de la pandemia.

 

Por Agustín Casa /

La detección de pacientes contagiados con SARS-CoV-2 es una de las estrategias adoptadas por los países de todo el mundo para combatir el avance del virus y mitigar sus consecuencias. La detección de individuos infectados con el coronavirus permite aislar a esas personas por el tiempo que establecen las autoridades sanitarias y realizar un seguimiento del estado de salud de los pacientes. Asimismo, permite llevar adelante un rastreo y seguimiento de los contactos estrechos de esos pacientes, con el objetivo de cortar la cadena de contagios.

Luego de los primeros meses de pandemia, se fueron sumando técnicas de detección para SARS-CoV-2 para mejorar la disponibilidad, la capacidad y la velocidad de testeos. En el país, se cuenta con dos tipos de métodos de diagnóstico de SARS-CoV-2. Están los métodos de diagnóstico directos, como los métodos moleculares y los de detección de antígenos, y los métodos de diagnóstico indirectos, como los tests serológicos.

En cuanto a las técnicas moleculares, se utilizan la RT-PCR o reacción en cadena de polimerasa, considerado el método gold standard para la detección de SARS-CoV-2, y la técnica de amplificación molecular isotérmica (AMI) o LAMP, según sus siglas en inglés.

En ambos casos, las técnicas detectan secuencias de ARN viral mediante amplificación de material genético, ya sea por reacción en cadena de polimerasa o, en el caso del AMI, por amplificación molecular isotérmica de esas secuencias de ácido nucleico. Estas técnicas tienen un 100 % de especificidad y son sumamente sensibles. En ambos casos, la búsqueda del virus se hace por muestras respiratorias. La muestra que se utiliza más comúnmente es el hisopado nasofaríngeo. También se utiliza el hisopado orofaríngeo y las muestras de saliva o esputo, señala a Citecus Paula Valentini, presidenta del Centro de Bioquímicos Distrito IX, con sede en Mar del Plata.

En esta línea, la especialista indica que la técnica RT-PCR requiere un laboratorio de biología molecular –un laboratorio complejo específicamente montado para tal fin–, requiere muchas especificaciones técnicas y equipamiento costoso. Por su parte, en el caso de la técnica AMI, se viene utilizando hace bastante tiempo un método molecular simplificado: el NEOKIT, que ha sido desarrollado para poder poner este método molecular al alcance del laboratorio de rutina

Otro método de detección directa es el test de antígenos, que busca la detección de proteína viral, la proteína S de la espícula viral. Esto se realiza mediante las técnicas de inmunocromatografía e inmunofluorescencia. El test de antígenos posee una alta especificidad comparable con los métodos moleculares –explica Valentini–, pero la sensibilidad es un poco menor. Esto hace que sean particularmente útiles en los casos en que los pacientes presentan síntomas compatibles con COVID-19. En estos casos, la sensibilidad aumenta llegando a aproximadamente un 80 %. En los casos que da positivo es diagnóstico de COVID-19. En los casos en que da negativo, se debe confirmar por métodos moleculares.

Por otra parte, los tests serológicos son un método indirecto, que detecta la presencia de anticuerpos en los pacientes a partir de una muestra de sangre, es decir, detectan si los pacientes cuentan con respuesta inmune al virus. Se detectan anticuerpos IgM e IgG, y las técnicas más comunes son el enzimoinmunoanálisis y la inmunocromatografía. En el caso del enzimoinmunoanálisis, el dosaje es cuantitativo, y en el caso de la  inmunocromatografía es cualitativo, es decir, detecta o no la presencia de los anticuerpos IgM e IgG, describe.

Sobre los anticuerpos, la bioquímica destaca: Los anticuerpos IgM son los primeros en aparecer, a partir de la primera semana de infección aproximadamente, son los que se denominan anticuerpos de fase aguda. Luego, aproximadamente a los 14 días, empiezan a aparecer los anticuerpos IgG. Estos, se observa que tienen una fuerte correlación con la gravedad clínica en algunos pacientes. Está en estudio todavía el efecto protector de los mismos. Lo que se observa hoy es que el título de anticuerpos posee una curva que baja en el tiempo. Es decir, los anticuerpos no permanecen en el tiempo, como en otras infecciones, sino que el título va cayendo a medida que pasan los meses.

Los profesionales de la bioquímica cumplen tareas centrales durante esta pandemia, tanto en el ámbito público como en el privado, debido a sus conocimientos y sus áreas de desenvolvimiento profesional. Decir test es decir bioquímicos. El diagnóstico de COVID-19 lo da un análisis bioquímico, el que firma el resultado es un bioquímico, el que desarrolla las técnicas de diagnóstico es un bioquímico, subraya Valentini y afirma que la toma de la muestra adecuada, la correcta ejecución del test, la interpretación del mismo en el contexto del estado general del paciente, la interconsulta con el equipo de salud, el reporte en el SISA, son tareas que nos competen como profesionales en esta área.

En este sentido, resalta que las y los bioquímicos son personal esencial, que se han involucrado en la atención del paciente de lleno, conteniendo, aconsejando y sobre todo asumiendo su rol en el equipo de salud y que desde el Centro de Bioquímicos, cada vez somos más los laboratorios que estamos realizando prácticas de COVID-19, tanto de diagnóstico como de seguimiento

Valentini advierte que los bioquímicos son los encargados de darle validez a este tipo de pruebas. Desde el Centro de Bioquímicos venimos haciendo numerosas denuncias de individuos ya sea de forma individual o bajo la forma de ambulancias, empresas de salud, farmacias, etc., que realizan estos test en la vía pública, sin un bioquímico que valide ese resultado, sin el reporte en el organismo que permite el seguimiento de los casos, apunta la presidenta de la institución. 

Por último, valora el papel del sector en el marco de la pandemia. Que los laboratorios del distrito puedan resolver estas y otras prácticas, y que cada día sean más, ha permitido que esta pata del sistema de salud no colapse, que los pacientes no tengan que agolparse en los hospitales y clínicas para atenderse, concluye.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *